Notas de Prensa

Germán Carrera Damas apoya a la diputada como la candidata de la unidad “María Corina está haciendo historia”

El historiador, autor de El culto a Bolívar, afirma que la aspirante actúa y piensa como un dirigente político y habla sobre lo que sabe.

-¿Cómo ve la candidatura de María Corina Machado, teniendo en cuenta el contexto histórico en el cual nos encontramos?

-El solo hecho de que sea candidata, es un acto de afirmación de la democracia venezolana. Que ella, más que como mujer como dirigente política, se postule como candidata en esta ocasión tan importante para todos los venezolanos, teniendo en cuenta sus cualidades demostradas, su plan de trabajo y la manera en la cual se presenta ante el público.

-Además del hecho de ser mujer, ¿qué lo inclina a apoyar esta candidatura, hecho que ha declarado públicamente?

-Tiene toda mi simpatía como candidata por el sólo hecho de ser mujer, pero eso no es lo determinante. Lo determinante es que ella representa, en la evolución de la democracia venezolana, uno de los hechos más importantes: el reconocimiento de los derechos políticos de la mujer. Y los representa no solo al más alto nivel sino con el más alto merecimiento, porque es una persona que a través de los años ha seguido, ha participado y ha tenido conocimiento del proceso político venezolano en una forma notable y ha traído una conducta ejemplar. En consecuencia, no es su condición de mujer lo que determina mi admiración, es su condición de dirigente político, porque actúa, habla y piensa como dirigente político, no simplemente como alguien que busca un resultado electoral y esto me parece un valor extraordinario en este momento.

-¿Cuál de esas características es la que puede ayudar al país a salir adelante?

-Yo creo que hay 3 rasgos fundamentales en lo que podríamos llamar la proyección política de María Corina. En primer lugar la autenticidad de su planteamiento, es decir, no retrocede ante el deber de señalar no solo los problemas sino a sus causantes. En segundo lugar, no hace programación o proclamación de ideas más o menos vagas o nebulosas sino que va siempre a situaciones muy concretas y directas. Y en tercer lugar demuestra que habla sobre lo que sabe y lo hace con honestidad, proyectando una autenticidad que la califica en el más alto grado.

-¿Qué comentario amerita su condición de independiente?

-Para mí, el hecho de que sea independiente tiene una importancia considerable, pero como demócrata no rechazo en absoluto la participación o respaldo de los partidos políticos, todo lo contrario. Pero los pongo en un plano de legitimidad en el que yo diría que ser independiente demuestra una cualidad adicional, y es que se está actuando en una condición genuina, auténtica, venciendo grandes dificultades y ejerciendo grandes esfuerzos. Es decir que el haber contado con el respaldo de algún partido político habría de alguna manera mermado su honestidad, orientación y claridad como dirigente, pues esto nace de ella, no de las circunstancias ni los apoyos.

-¿El 13 de enero, cuando María Corina Machado se plantó ante el Presidente Chávez, se puede comparar con algún otro momento histórico?

-En realidad ni me he ocupado de pensarlo, por una circunstancia, ella está haciendo historia. Está haciendo historia no sólo por la forma en la que plantea los problemas, sino el hecho de ser representante no de la mitad de la población venezolana sino de la mayoría, porque si es de esperarse el respaldo de la mujer, no será menor ni es menor el de los hombres. Recordemos que quienes le reconocieron los derechos políticos a la mujer fueron hombres y eso sucedió en 1946 y ese legado no solo no ha disminuido sino que se ha robustecido y que llega ahora con María Corina a su máxima expresión.

Prensa MCM